supernova

supernova

lunes, 9 de mayo de 2016

II Jornadas de la Tradición oral de Alcaucín.


Este sábado 7 de mayo se han celebrado en la vecina localidad de Alcaucín las II Jornadas de la Tradición Oral de Alcaucín que ha contado con la presencia de dos ponentes de vital relevancia en este tema.
El acto ha tenido lugar en el Salón de actos del Centro de Arte y Desarrollo Popular de la localidad de Alcaucín y ha contado con la presencia de Antonio José Estepa relatando aspectos sobre la tradición oral en Alcaucín y Teresa Guerrero sobre la recuperación de las coplas de rueda.
Tras la exposición que contó con un nutrido número de asistentes tuvo lugar una demostración de los bailes típicos de la rueda junto con vecinos de Alcaucín.








El 11 de abril de 2015 se llevó a cabo la I Jornada de Tradición Oral de Alcaucín, en la que se presentó una selección de manifestaciones de folclore local, fruto de una labor de trabajo de campo (si bien no muy profunda) llevada a cabo a lo largo del año anterior, en la que se realizaron entrevistas a distintos colectivos del pueblo, como asociaciones de mujeres y escuelas de adultos. Todo ello dio lugar a un pequeño corpus del cual se escogieron muestras representativas de diferentes formas de tradición oral, como romances, coplas de la rueda, coplas del meceor, villancicos, saetas, la fiesta… Algunos de estos ejemplos también se extrajeron de antiguas cintas de vídeo y casete caseras.
Ante el éxito que tuvo esta jornada, teniendo en cuenta que se trata de un tema bastante específico y de carácter local, se decidió organizar una segunda jornada, que tuvo lugar el pasado 7 de mayo. En esta II Jornada de Tradición Oral de Alcaucín, se habló no sólo de músicas y canciones locales, sino que este folclore se enmarcó y se comparó con muestras similares en la comarca. La tradición oral de Alcaucín no es más que la interpretación que hicieron los alcaucimeños de una tradición oral más genérica, a nivel axarqueño, a nivel malagueño, andaluz o español, con rasgos comunes, pero que se diferencia del resto, a veces en matices, a veces en elementos más patentes, sin dejar de ser parte de ese todo. Así, Antonio Estepa eligió cuatro áreas (la rueda, los romances, los villancicos y la fiesta) y reprodujo ejemplos de Alcaucín y, a continuación, la misma canción o melodía de otro pueblo de la comarca de la Axarquía, con lo que el público asistente pudo comparar en primera persona, cómo eran la misma cosa, pero con diferencias. Se escucharon, en primer lugar, las coplas de rueda “Fuego, carbón, maquinista”, “Una niña que quiso ver” y “Se va de temporero mi amor” como se cantan en Alcaucín y en Comares, Alfarnatejo y Frigiliana, respectivamente. También se pudo comparar el “Salga usted” de Alcaucín con el de Arroyo Granadillas (Rincón de la Victoria). Tanto quienes conocían las coplas, como quienes no, pudieron ver las similitudes y las diferencias. A continuación, vino el primer ejemplo que planteaba una explicación más extensa: la copla del “Ermitaño” (“el feliciano”, “el meliciano”, “la selisiana”), que se usaba como copla de rueda en Alcaucín (o en Colmenar, como se pudo comprobar gracias a uno de los asistentes), pero como copla de zambomba en Frigiliana y otros pueblos. Y una de las letras (o estribillos) que se cantan en Frigiliana con esa tonada, se solía cantar en el zambombeo navideño en Alcaucín. Cabe aclarar aquí, que en muchos pueblos de la Axarquía, se utilizaba la zambomba como instrumento para acompañar romances fuera del ciclo de la Navidad, mientras que hasta donde sabemos, en Alcaucín la zambomba se utilizaba exclusivamente para los villancicos y romances que se cantaban en Nochebuena y fechas cercanas. Eso mismo ocurría con los romances de “Las entraditas del amor” o “La cristiana cautiva” que se escucharon a continuación, en versiones de Almáchar, Riogordo, Arroyo Granadillas y Frigiliana, además de las propias de Alcaucín. Se pudo apreciar que en muchas ocasiones, la tonada variaba un poco, o se añadían unos versos, o alguna palabra cambiaba… y esa es la riqueza de la tradición oral. Incluso se reprodujo una melodía que en Alcaucín se utilizaba para el romance de “la Albaniña”, mientras que en Riogordo se utilizaba para el romance del “Tahonero”. También se compararon tres versiones del villancico de “La Virgen y el ciego”. Por último, se prestó atención a la fiesta, el fandango o los verdiales, comoquiera que se denomine en los diferentes pueblos. Aunque no se hizo mucho hincapié en todos los elementos que componen esta manifestación folclórica, sí que se le prestó mucha atención a los fandangos o fiestas de Alfarnate, Cómpeta, Almáchar y Alcaucín, pudiendo considerar los puntos en común y lo que diferían entre unas formas y otras. Incluso dos asistentes oriundas del término de Alcaucín se animaron a bailar al son de la fiesta alcaucimeña, lo que deleitó a todos los asistentes. Como conclusión, el público allí presente pudo hacer un pequeño análisis etnográfico de diferentes ejemplos de la tradición oral axarqueña, con especial énfasis en las formas, versiones e interpretaciones del municipio de Alcaucín. Por su parte, Teresa Guerrero habló detalladamente de cómo se configuró su primer libro “Canciones de la rueda”, para continuar explicando cómo se formó el grupo de rueda “Baños de Vilo”, de Periana, su trayectoria y la importante labor que realizan. Posteriormente, hizo un breve análisis de algunas coplas de la rueda que se cantan en el término de Periana, ilustradas musicalmente por las voces de este grupo mencionado antes y que, amablemente, acudió a la jornada para compartir con todos su buen hacer y sus conocimientos. También se hizo lectura de diversos estribillos (se debe aclarar que en muchos pueblos de Málaga, se conoce como “copla” la parte de la canción que se va repitiendo, mientras que los “estribillos” son las pequeñas estrofas que se van intercalando). Estos estribillos eran, por lo general, susceptibles de utilizarse con cualquier copla, simplemente cantándolos con la tonada adecuada, lo que pudimos comprobar en la voz de Isidro Frías y el grupo de Baños de Vilo. Se añadieron estribillos que hacían referencia a los amores, a lo que estaba sucediendo en la rueda, a las suegras... En definitiva, un aspecto muy interesante de la literatura oral, que está recogido en el segundo libro escrito por Teresa y que está a punto de publicarse. La jornada terminó con una interesante y entretenida muestra por parte del grupo de Baños de Vilo, a quienes se unió parte del público que asistió al salón de actos del Centro de Arte y Desarrollo Popular. Como no podía faltar, tras el baile, se celebró una merienda, que sirvió de conclusión a esta II Jornada de Tradición Oral de Alcaucín.

ANTONIO JOSÉ ESTEPA SILVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario