supernova

supernova

domingo, 20 de septiembre de 2015

El Borge, dos décadas en defensa de la pasa.


El Borge ha celebrado hoy su Día de la Pasa 2015 con el reconocimiento a sus vecinos, al programa Salud al Día de Canal Sur, al Ceder de la Axarquía y a Eduardo Garcia del Baloncesto Unicaja. Felicidades a todos ellos y fantásticas las pasas de este año de sabor y calidad, aunque la cosecha sea inferior por las condiciones climatológicas sufridas.

La localidad axárquica celebra la 20.º edición del Día en honor a las uvas moscatel tostadas al sol, un producto que atraviesa una situación delicada por la falta de ayudas y las olas de calor de este verano.

Eugenio Cabezas 20/09/2015

El Borge, con apenas mil habitantes, presume de ser la capital de la pasa moscatel de la Axarquía, un cultivo centenario que no pasa precisamente por su mejor momento. Las más de tres mil familias que se dedican al laborioso y duro trabajo de recolectar las uvas y tostarlas al sol en la comarca oriental se enfrentan a la incertidumbre por la reducción, en más de un tercio, de las ayudas europeas previstas en la nueva Política Agraria Común (PAC), así como a las cada vez mayores dificultades para dar salida comercial a un producto que cada día resulta menos rentable para los agricultores.
Así se puso de manifiesto este domingo en la localidad axárquica, tal y como viene ocurriendo desde hace dos décadas, con motivo de la XX edición del Día de la Pasa, una fiesta que se ha tornado en un auténtico encuentro reivindicativo, tanto hacia las administraciones públicas como con los consumidores, para que apuesten por las pasas moscatel de la Axarquía, frente a otras variedades más comerciales como las de Corinto o las argentinas.
Las olas de calor de este verano también han mermado, al igual que ha ocurrido con la uva en fresco, la cosecha de pasas, reduciéndola a la mitad, por lo que no superará las 160 toneladas. Hoy se han repartido 500 kilos entre los asistentes, de forma gratuita. Desde 1986 las pasas están protegidas por una denominación de origen, además de formar parte del patrimonio alimentario mediterráneo de la humanidad.
Hasta 35 puestos se instalaron en el centro del municipio para mostrar la riqueza de El Borge. Además ha habido degustaciones, y se ha mostrado cómo los vendimiadores transportan los canastos con las uvas sobre sus cabezas.
Los actos comenzaron a las 11.00 horas con la tirada de cohetes y el tradicional pasacalles a cargo de la agrupación musical San Gabriel de El Borge y a partir de las 12.00 horas se abrieron los puestos de degustación de pasas y productos típicos. Las demostraciones de la vendimia tradicional con la canasta a la cabeza o el proceso de obtención de la pasa (vendimia, pica y cribado) en la plaza de la Constitución han congregado a cientos de personas. En la plaza El Pocillo ha tenido lugar uno de los momentos álgidos, con la representación arriera y la pisa de la uva moscatel.
Tras las palabras de bienvenida del alcalde, Salvador Fernández (PSOE), a éste le siguió el presidente del Unicaja, Eduardo García, que ha sido el padrino de esta vigésima edición de la fiesta, tomando el testigo del periodista gaditano de Canal Sur Modesto Barragán, quien lo fue en 2014. Tras ello, se entragaron las distinciones, como la del alborgeño del año a Gabriel Díaz, la distinción en defensa de la pasa para Salvador Velasco y en defensa del turismo para el Ceder de la Axarquía.
Posteriormente, se pudo degustar la ensaladilla cateta, en el parque La Alcua, la que siguió en la plaza Rafael Alberti la degustación de migas, amenizada en todo momento por la panda de verdiales de El Borge.
Los grupos Callejón del Muro, Azalea y la compañía de Beatriz Muñoz 'Cielo del Arte' actuaron a partir de las 16.30 horas en la plaza de la Constitución. Las cantaoras Paqui Corpas, Paqui Ríos, Mari Carmen Lastres y Carmela de Comares amenizaron la jornada dentro de la velada flamenca a partir de las 20.30 horas con Manolo Santo, Pepe Reina e Iván Moyano a la guitarra.
El alcalde explicó que este encuentro sirve para continuar dándole el reconocimiento que se merece a la pasa moscatel. “Es una fiesta muy importante porque pone en valor el buque insignia que supuso la uva moscatel durante el siglo pasado”, agregó Fernández. El producto lleva siendo el principal motor de la economía de la zona desde hace más de un siglo y hoy en día traspasa fronteras y llega hasta lugares tan dispares como Holanda o Japón, a través de las empresas comercializadoras locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario