supernova

supernova

domingo, 9 de septiembre de 2012

Advocación de Santa María de la Cabeza en Periana.













Breve traslado de Santa María de la Cabeza hasta el interior de la Iglesia.


En el traslado participaron los Mayordomos 2012, 2013, la Hermandad de San Isidro Labrador, La Panda de Verdiales "San Isidro", la Banda Municipal de Música de Periana y el Coro Rociero "Camino de Olivares", autoridades y miembros de la comunidad cristiana de Periana.




 SEMBLANZA A SANTA MARÍA DE LA CABEZA
María de la Cabeza nació en Madrid o no muy lejos de esta localidad. Sus padres, piadosos y honestos, pertenecían al grupo de los llamados mozárabes. Fue esposa de San Isidro Labrador. No es fácil decir con qué santidad y trabajos llevó a su vida de mujer casada. Sus ocupaciones eran arreglar la casa, limpiarla, guisar la comida, hacer el pan con sus propias manos, todo tan sencillo que lo único que brillaba en su vida eran la humildad, la paciencia, la devoción, la austeridad y otras virtudes, con las cuales era rica a los ojos de Dios. Con su marido era muy servicial y atenta. Vivían unidos como si fueran dos en una sola carne, un solo corazón y un alma única. Le ayudaba en los quehaceres rústicos, en trabajar las hortalizas, y en hacer pozos no menos que en el oficio de la caridad, sin abandonar nunca su continua oración.


Como ambos esposos no tenían mayor ilusión que llevar una vida pura y fervorosamente dedicada a Dios, un día se pusieron de acuerdo para separarse, después de criar su único hijo, quedándose él en Madrid, y ella marchándose a una ermita, situada en un lugar próximo al río Jarama. Su nuevo género de vida solitaria, casi celeste, consistía en obsequiar a la Virgen, hacer largas y profundas meditaciones, teniendo a Dios como maestro, limpiar la suciedad de la capilla, adornar los altares, pedir por los pueblos vecinos ayuda para cuidar la lámpara, y otros menesteres.


Estando entregada a esta clase de vida piadosa, unos hombres enemigos, sembradores de la cizaña en aquel campo tan limpio de malas hierbas, comunicaron a Isidro que hacía mala vida con los pastores. El santo varón, buen conocedor de la fidelidad y del pudor de su esposa, rechazó a los delatores como agentes del diablo. De todos modos quiso saber de donde habían sacado aquellas especulaciones. Le siguió los pasos uno de tantos días. Con sus propios ojos vio que su mujer, como de costumbre, con la mayor naturalidad, se acercó al río, que, aquel día bajaba lleno de agua, por las lluvias abundantes caídas y, con mucho ímpetu extendió su mantilla sobre la corriente y, como si fuera una barquilla, pasó tranquilamente a la otra orilla, sin dificultad alguna. Con la contemplación directa de esta escena, repetida en otros días, el honor de esta mujer continuó intacto ante su marido y ante los vecinos de la comarca.


En los últimos años de su vida regresó a Madrid y de nuevo empezó a vivir con la admirable vida santa de antes. Después de morir su marido, volvió a su querida casa de la Virgen, como si fuera una ciudad bien defendida por Dios. En este lugar murió, llena de años y méritos.

Frente a una gran concurrencia de gentes de aquellos pueblos, fue enterrada, piadosa y religiosamente en la misma ermita, en un lugar, especialmente escogido por miedo a una posible profanación de los sarracenos. Cuando éstos fueron expulsados a sus tierras africanas, vigente todavía el ejemplo de la vida santa de esta mujer, fueron localizados sus restos, gracias a una inspiración del cielo. Al sacarlos, todos advirtieron un olor especialmente agradable, nunca percibido. Hoy sus restos de veneran en Madrid. Muchos aseguran que hace incontables milagros.



 IMPOSICIÓN DE CARTELAS
A continuación se van a imponer las cartelas que configuran el trono dedicado a Santa María de la Cabeza.

En primer lugar se colocará en el lado derecho del trono, de mano de los Mayordomos 2012, los cuales han aportado la madera de este trono, una cartela en la que están tallados los símbolos con los que iconográficamente se representa a Santa María de la Cabeza. Esta cartela consta de un pergamino en cuyo interior se alberga una elipse flanqueada por cuatro flores de lis y sobre la cual están tallados la alcuza de aceite y el fuego, utensilios estos, con los cuales Santa María de la Cabeza mantenía siempre encendida la lámpara de aceite de la ermita de la Virgen de la Piedad en la ribera del Jarama.


Representantes de los Mayordomos 2012, colocan la cartela en el lateral derecho del trono.


Ahora en el lateral izquierdo del trono se colocará de mano de los Mayordomos 2013, actualmente en la lucha para organizar las fiestas patronales del año próximo, una cartela en la que están tallados los símbolos con los que iconográficamente se representa a nuestro Patrón San Isidro, esposo de Santa María de la Cabeza. Esta cartela consta de un pergamino en cuyo interior se alberga una elipse flanqueada por cuatro flores de lis y sobre la cual están tallados la aguijada y la reja de arado, aperos de labranza insdispensables para realizar la labor de labrador y los cuales se le atribuyen a San Isidro.


Representantes de Mayordomos 2013 colocan la cartela en el lateral izquierdo del trono.


En el lado posterior del trono se colocará de mano de personas de nuestra comunidad cristiana de Periana una cartela en la que están talladas las letras del Ave María. Esta cartela se impone en este trono como recuerdo de la enorme devoción que los santos esposos San Isidro y Santa María de la Cabeza tenían hacia la Santísima Virgen María. Esta cartela consta de un pergamino en cuyo interior alberga una elipse flanqueada por cuatro flores de lis y sobre la cual están talladas las letras A y M entrelazadas y cuyo significado es Ave María.


Representantes de la comunidad cristiana de Periana colocan la cartela en la parte posterior del trono.


Por último y en el lado frontal del trono se colocará de mano de representantes de nuestro pueblo y del padre Alín, una cartela que quedará fijada como emblema de la Hermandad de San Isidro. Esta cartela consta de un pergamino en cuyo interior se alberga una elipse flanqueada por cuatro flores de lis y sobre la cual están tallados de nuevo la aguijada y la reja de San Isidro enmarcados a su vez  por una espiga de trigo, signo de trabajo y sacrificio del labrador y una rama de olivo como emblema del cultivo de nuestro pueblo. Queda así, por lo tanto configurado este trono dedicado en este día tan especial a Santa María de la Cabeza.


Miembros de la Hermandad de San Isidro.


La ceremonia fue oficiada por nuestro Párroco Sergiu-Alín Pal y lo acompañó Antonio Sosa Mateos, anterior Párroco de Periana. 

PETICIONES
Para que al igual que Santa María de la Cabeza, fiel esposa de San Isidro Labrador, mantenía encendida la lámpara de aceite de la ermita de la Virgen de la Piedad, situada en la ribera del Jarama, mantenga siempre encendido ese fuego de amor y esperanza en cada uno de nuestros corazones. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Para que todos nosotros aquí presentes valoremos el sacrificio y lucha constante de personas como Santa María de la Cabeza y su ejemplo se vida nos lleve a tener una mayor percepción sobre la caridad. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Para que la humildad con la que vivían Santa María de la Cabeza y su esposo San Isidro Labrador sea para nosotros un referente en nuestras vidas en esta sociedad que atraviesa por dificultades económicas y laborales. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Para que el ejemplo que los santos esposos nos transmitieron con su vida nos sirva a todos para compartir lo que tenemos con aquellas personas que tienen necesidades y que en muchos casos dependen de nuestra generosidad. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Para que Santa María de la Cabeza, interceda ante Dios para que todas las personas ancianas de nuestro pueblo y todos los lugares del mundo que se encuentran en esta soledad reciban el calor humano que necesitan. ROGUEMOS AL SEÑOR.


Participaron en este homenaje el grupo "DESDE EL SILENCIO" de Málaga, el Coro Rociero "CAMINO DE OLIVARES", La Banda Municipal de Música de Periana y la Panda de Verdiales "SAN ISIDRO" de Periana.


REFLEXIÓN
Un día me dirigía a la ermita de la Virgen de la Piedad como de costumbre. Entre mis manos llevaba la alcuza de aceite y los utensilios para encender el fuego. Siempre iba preparada por si acaso la lámpara de la ermita estaba apagada, para reponer su luz. La sorpresa fue cuando al acercarme al río Jarama no podía avanzar más, pues a causa de las fuertes lluvias caídas durante el invierno el río aumentó su caudal y no pude cruzarlo. La tristeza me inundó en ese momento pues me era imposible cruzar la orilla y entrar a la ermita. Entonces no pudiendo avanzar más en el camino, me quité la mantilla y la extendí en el suelo. me hinqué de rodillas sobre ella y cerré los ojos para dedicar mis oraciones a la Virgen, como lo hacía todos los días. Sin saber cómo, sentí que una brisa inundaba mi cuerpo y poco a poco me fui desplazando sobre las aguas del río, mi mantilla hacía de barca, y cuando abrí los ojos me encontré junto a la ermita, justo en la otra orilla del río Jarama. A veces nos ocurren cosas inexplicables y cuando nuestros deseos se hacen realidad sin saber cómo, pensamos que tal vez sea por nuestros propios méritos, pero ¿no habéis pensado que hay una mano más poderosa detrás de nosotros que nos ayuda en las batallas de la vida? Os lo aseguro, no temáis por que no estáis solos, únicamente tenéis que abrir vuestro corazón para daros cuenta.


Tras la restauración de la lámpara por miembros de la Hermandad de San Isidro se procederá a su encendido, que se encenderá en este día, 9 de septiembre, en honor a Santa María de la Cabeza.


Tras oír esta breve reflexión, llegamos ahora a uno de los momentos culminantes de esta celebración. Se procederá al encendido de la Antigua Lámpara de aceite cuya luz será renovada cada año en la Noche de la Vigilia Pascual. Esta lámpara se enciende en este día en honor a Santa María de la Cabeza, por su ejemplo de constancia y permanencia en el mantenimiento de la lámpara de su ermita.
Para nosotros esta luz no solo representa a Jesús Resucitado, sino que además en esta luz depositamos cada uno de nosotros lo mejor de nuestro interior. En esta luz depositamos ilusiones y alegrías, esperanzas y nostalgias, y en esta luz mantenemos vivo el recuerdo de los que ya no están entre nosotros.



La Hermandad de San Isidro quiere agradecer a todas las personas que han colaborado en este acto, a los distintos grupos musicales y todos los que estáis aquí, dar las gracias por vuestra presencia.

Por último nos queda decir sólo tres cosas:
¡VIVA SANTA MARÍA DE LA CABEZA!
¡VIVA SAN ISIDRO LABRADOR!
¡VIVA PERIANA!





La Panda de Verdiales "SAN ISIDRO" de Periana acompañó en su recorrido de ida y vuelta a Santa María de la Cabeza.


Autoridades presentes en este acto acompañando a la Hermandad de San Isidro.




La Asociación Cultural Baños de Vilo-La Negra acompañó con su presencia en este acto.



La familia Camacho González junto a Anita del Horno.


Una humilde servidora.


Los Sevillanos siempre acuden fieles a todos los eventos que suceden en Periana.




1 comentario:

  1. Admirada Gema:

    Ayer, por causas diversas, no pude desplazarme a Periana para vivir, in situ, el día inolvidable que nuestro pueblo vivió. ¡Cuánto me hubiese gustado ser testigo de un acontecimiento tan memorable!

    Afortunadamente, los perianenses de la emigración que añoramos, queremos e idealizamos a nuestro pueblo te tenemos a ti, para que seas nuestros ojos y oídos en los aconteceres que suceden en Periana y sus Pedanías para contárnoslos.

    Yo, al igual que cientos de perianenses dispersados por esos mundos de Dios, gracias a tus fotografías y crónica del acontecer he tenido ocasión de revivirlo como si hubiese estado presente en él ¡Gracias Gema! ¡Muchísimas gracias!

    Un abrazo.

    José Manuel Frías Raya.

    ResponderEliminar