supernova

supernova

jueves, 2 de julio de 2015

La mujer como bandera.

La mujer como bandera

Carmen Olmedo fue pionera en la lucha por la igualdad y en la creación de centros para la mujer

28.06.2015 | 05:00
Carmen Olmedo, en una fotografía facilitada ayer por la Junta de Andalucía.
Carmen Olmedo, en una fotografía facilitada ayer por la Junta de Andalucía. 
Fue la primera directora del IAM y una de las defensoras de la existencia de una ley específica contra la violencia de género
La lucha por la igualdad se ha quedado sin una de sus artífices, sin la presencia de quien fue pionera en la defensa de la mujer a toda costa y en todos los ámbitos de la sociedad. La vida de Carmen Olmedo se apagó ayer tras muchos tiempo luchando contra una dura enfermedad que sin embargo no podrá acabar con su enorme legado. Nacida en Málaga en 1949, muy pronto hizo suya la lucha por los derechos de la mujer, en unos tiempos en los que el país comenzaba a dejar los años de oscuridad del franquismo para construir una sociedad que tenía que adaptarse a marchas forzadas a los nuevos tiempos. Y ahí estuvo Carmen Olmedo, como recordaba ayer la Junta de Andalucía, que en un comunicado resaltó su apuesta por crear una «conciencia igualitaria, llamando casa a casa, puerta a puerta, pueblo a pueblo» para cambiar la vida de unas mujeres que sabían y podían valerse por ellas mismas.
De su mano nacieron los primeros centros de la mujer a finales de los años 70 y gracias a su tesón y a su compromiso terminó viendo la luz el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), una institución que ha sido bandera de la defensa de los derechos de las mujeres, que sigue peleando sin descanso por acabar con la lacra de la violencia machista, dotando a las víctimas de medios y apoyos para salir del infierno de los malos tratos. 
Fue ella precisamente la primera directora del IAM desde su creación en 1989 hasta el año 2000. Durante su etapa, se impulsaron las asociaciones de mujeres, se les dio voz y visibilidad. Suyo fue el empeño de llegar hasta los rincones más apartados de Andalucía para que no se quedaran atrás las mujeres del ámbito rural. Con ella se creó el primer plan de igualdad de Andalucía y consiguió que se aprobara en la comunidad un proyecto específico para dar atención integral a las víctimas de la violencia de género, plan que después sirvió de ejemplo al Gobierno socialista de Zapatero para aprobar la Ley estatal contra la Violencia de Género, como quiso destacar ayer la Administración autonómica.

Pero su guerra por una ley nacional había comenzado mucho antes. En 2000 dejó el IAM para ser diputada por el PSOE por la provincia de Málaga y hasta Madrid llevó sus ganas y su defensa a ultranza de la mujer, no dudando en reclamar al Gobierno de Aznar más medios para luchar contra la violencia machista.
«Con la excusa de que el papel de esposa y madre es tan importante que no se puede hacer nada más, las mujeres han estado históricamente excluidas de todo el ámbito que no fuera el doméstico. El derecho fundamental a la igualdad de hombres y mujeres, es una realidad reciente, que se ha conquistado gracias a la lucha de las propias mujeres y al desarrollo de los principios democráticos de justicia, libertad e igualdad. Los años de dictadura hicieron que nuestro país se incorporara tarde a este reconocimiento, pero en las últimas décadas, las mujeres andaluzas están siendo protagonistas de una transformación profunda de nuestra sociedad». Son palabras que Carmen Olmedo escribió en el primer número de La Opinión de Málaga, el 25 de mayo de 1999, un mensaje que sigue hoy vigente. En ese artículo destacaba que Málaga había sido pionera en crear organismos al servicio de la mujer y en que fuera así tuvo mucho que ver ella, que pese a los sucesivos logros siempre tuvo claro que quedaba mucho trabajo por hacer.
Por su papel vital en el movimiento feminista y de defensa de la mujer, pero también por su calidad humana, ayer se sucedieron los mensajes de condolencia y de reconocimiento en todos los ámbitos de la sociedad. «Nos ha dejado Carmen Olmedo, pionera en la lucha por la igualdad y contra la violencia de género. Gracias por enseñarnos tanto», escribió la presidenta andaluza, Susana Díaz, en Twitter. También en esta red social la recordaron otros como el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, la presidenta del PSOE de Andalucía, Micaela Navarro, o la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, además de muchos compañeros del ámbito político y de los colectivos de mujeres. «Carmen fue una mujer luchadora y progresista, valiente y de ideas claras. Pertenece a la generación de mujeres que defendió la igualdad cuando nadie creía en ella», valoró ayer el secretario general de los socialistas malagueños, Miguel Ángel Heredia, que destacó la valentía y la fuerza de Carmen Olmedo, que fue secretaria de Igualdad del PSOE provincial. Heredia recordó que de su mano nacieron las primeras casas de acogida para mujeres maltratadas de España y que fue ella quien presentó el primer borrador para tener una ley específica contra la violencia de género.
«Fue pionera del feminismo malagueño y referente para todas las que venimos detrás. Le dio voz a las víctimas de violencia, a las mujeres silenciadas, a las olvidadas y a las ocultas por el machismo y patriarcado de una sociedad que despertaba hacia la conquista de derechos. Hoy todavía se siguen las líneas que ella marco en su querido IAM», declaró ayer Estefanía Martín Palop, concejala socialista en el Ayuntamiento de la capital y hasta ahora directora del Instituto Andaluz de la Mujer en Málaga. «Su legado es tan grande como la necesidad que viven miles de mujeres de que la igualdad sea real y efectiva de una vez, porque como ella decía la desigualdad de la que partimos es enorme», incidió.
Hasta el Parque Cementerio de Málaga se acercaron ayer numerosos compañeros y amigos para acompañar a su familia. Carmen Olmedo era madre de dos hijos, Alejandro y Eva. Ellos, como todos aquellos que la han querido y admirado, se quedan con un incuestionable legado que el tiempo no podrá borrar jamás. Si es el recuerdo lo que mantiene viva la memoria de los que se van, entonces Carmen Olmedo será eterna. Porque sus logros y sus ganas de luchar seguirán presente en la gente que aprendió de ella a defender sin descanso los derechos de la mujer.
*Carmen Olmedo nació en Málaga el 12 de agosto de 1949 y falleció el 27 de junio de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario