supernova

supernova

sábado, 15 de octubre de 2011

La Axarquía participa en un proyecto interterritorial para el estudio de las variedades locales del olivar.

La comarca malagueña de la Axarquía, a través del Centro de Desarrollo Rural (Ceder), es uno de los ocho territorios españoles que están participando en el proyecto de cooperación interterritorial 'Olivar, una nueva cultura del olivo', una iniciativa encaminada a la detección y estudio de las diferentes variedades locales que existen de esta especie y de las características singulares del aceite que se obtiene de cada una.

5 de octubre de 2011 Qué.es

VÉLEZ-MÁLAGA (MÁLAGA), 5 (EUROPA PRESS)
La comarca malagueña de la Axarquía, a través del Centro de Desarrollo Rural (Ceder), es uno de los ocho territorios españoles que están participando en el proyecto de cooperación interterritorial 'Olivar, una nueva cultura del olivo', una iniciativa encaminada a la detección y estudio de las diferentes variedades locales que existen de esta especie y de las características singulares del aceite que se obtiene de cada una.
La iniciativa, subvencionada con 254.000 euros por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, cuenta con la participación de ocho grupos de desarrollo rural pertenecientes a cinco comunidades autónomas españolas: Andalucía, Baleares, Castilla y León, Navarra y Castilla-La Mancha, y está coordinado por la Asociación para el Desarrollo del Guadajoz-Campiña Este de Córdoba, radicado en la localidad de Baena.
Además del Ceder-Axarquía y de este grupo coordinador, participan en el proyecto el Grupo de Desarrollo Rural Sierra de Cazorla (Jaén), el Grup d'Acció Local-Associació Mallorca Rural (Baleares), el Consorcio para las Estrategias de Desarrollo de la Ribera de Navarra, la Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las Sierras de Salamanca, la Asociación para el Desarrollo de la Zona Oeste de Salamanca y el Centro de Desarrollo Rural Alcarria Conquense.
Según ha informado el Ceder-Axarquía en un comunicado, el objetivo de este estudio es profundizar en el conocimiento de las variedades locales de olivo existentes en cada zona "como una clave diferenciadora de la identidad y tipicidad del olivar y los aceites de oliva producidos".
Para ello, en cada territorio se ha desarrollado un trabajo de campo a través del cual se han recopilado datos de informantes con experiencia en el olivar, se ha clasificado dicha información y se han tomado muestras y fotografías de diferentes variedades de olivos, tallos, hojas y frutos para el posterior estudio de su ADN en la Universidad de Córdoba.
Con toda esta información, los investigadores pretenden, entre otras cosas, fomentar el desarrollo de estudios territoriales sobre la biodiversidad del olivar en diferentes comunidades autónomas y provincias, así como apoyar a empresas y cooperativas en la puesta en marcha de iniciativas innovadoras y crear nuevos empleos y actividad económica.
Del mismo modo, se prevé crear un sistema de coordinación sobre la oferta nacional de oleoturismo, generar nuevos productos y servicios vinculados al olivar e impulsar la implantación de mejoras tecnológicas para producir aceites singulares, "aportando así diferenciación para el futuro estratégico del olivar tradicional".
Según sus impulsores, este proyecto "impacta de manera positiva en la sostenibilidad de los territorios implicados, al apostar por la conservación y puesta en valor de un recurso vertebrador de los mismos" como es el olivar.
La comarca de la Axarquía es una importante zona de producción de aceite, con una media anual de entre 6.000 y 8.000 toneladas, cifra que ha llegado a aumentar hasta las 11.000 toneladas en algunas campañas.
VARIEDADES
En cuanto a las variedades más usuales, el verdial es el tipo de olivo más común en la zona, ocupando el 60 por ciento de la superficie total de este cultivo y predominando principalmente en la zona norte y oeste de la comarca.
De las aceitunas de esta especie se obtiene un aceite de color verde intenso "y sabor afrutado, con mucho aroma y tendencia dulce, suave y ligero al paladar", que se produce sobre todo en Riogordo, Mondrón (Periana), Puente Don Manuel (Alcaucín), Sedella, Arenas, Canillas de Aceituno, Periana, Los Romanes (La Viñuela) y Vélez-Málaga.
Otra variedad de olivo, el nevadillo, ocupa el 22 por ciento del total de olivar axárquico y produce un aceite de color amarillo oro, "con un sabor suave, dulce y afrutado, agradable al paladar que da a los platos un sabor único". Esta especie es mayoritaria en el este y el sur de la comarca, sobre todo en Frigiliana, Torrox, Cómpeta y Sayalonga.
Por último, existen en la Axarquía otras variedades de olivo menos extendidas, como la picual, que no supera el 5 por ciento del total de hectáreas dedicadas a este cultivo, o la hojiblanca, la marteña y la manzanilla, que ocupan un porcentaje de superficie menor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario